Su Navegador (Internet Explorer 6) esta obsoleto. Tiene problemas de seguridad y puede no mostrar todas las funcionalidades de este y otros sitios web. Aprende a como actualizar tu navegador.
X

Historico de septiembre, 2013

Entrada

Mi primer Triatlon olímpico… y en Alicante

Llegue al puerto de Alicante sobre las 6:50 de la mañana, cuando todavía la música sonaba en los bares y cuerpos embriagados hacían su recorrido de vuelta a casa mirando a un “loco” que llegaba a estas ahoras con mochila y en bicicleta… ¿Quien era el loco? Los días antes la ilusión y el nerviosismo me invadía… iba a intentar terminar un triatlon olímpico un mes después de haber terminado mi primer triatlon sprint… y encima iba a ser en Alicante, mi ciudad.

Empezamos la natación como siempre, mal y con los dolores en la columna que arrastrábamos desde hace una semana, pero tras los primeros 500m vemos que el cuerpo empieza a entrar en calor, los dolores se empiezan a ir y las brazadas fluyen con un frecuencia más rítmica. Tiempo de la natación: 35’45”

Nos vamos con la bici e intentamos seguir los consejos de un antiguo compañero e intentar coger los mayores grupos posibles para “chupar rueda”, y la verdad es que se notó. Los últimos 2 km empecé a notar un poco de cansancio y decidí bajar el ritmo y aprovechar para comer algo de glucosa y beber de cara a la carrera final a pie. Llegando a la transición veo a mi mujer y mi hijo, están ahí.

Hacemos una transición corta y empezamos la carrera a un ritmo que creía cómodo, pero conforme pasan los kilómetros las piernas se notan cada vez más pesadas y el cuerpo no encuentra buenas sensaciones. Estaba ya finalizando la tercera vuelta y pensando en andar un poco pues los músculos y la cabeza empezaban a fallar, en eso que paso junto a mi hijo y lo veo llorando pues quiere correr conmigo y llegar a la meta. Me da un abrazo y un beso y le prometo que “superquickly” voy a terminar esta ultima vuelta y enseguida corres conmigo. Y no se si el abrazo, el beso, la promesa que le había hecho o una mezcla de todo, que mi mente sacó fuerzas de no sé donde, se olvido del pulsómetro que no paraba de pitar por exceso de pulsaciones y conseguí hacer esa ultima vuelta a 5’45 más por empuje del corazón que de las piernas. Ya estaba ahí. Y juntos lo conseguimos. Ambos llegamos a la meta y conseguimos terminar nuestro primer triatlón olímpico.

Tiempo de  natación 1500m: 35’45”

Tiempo de ciclismo 40 km: 1h 19′ 27”

Tiempo de carrera 10 km: 1h 01′ 38”

 

Entrada

Fotos Triatlón Oropesa 2013

20130905-114150.jpg

20130905-114158.jpg

20130905-114211.jpg

20130905-114222.jpg

Entrada

Mi primer Triatlón…y con tarjeta amarilla!

Había llegado el gran día. La noche anterior me había tenido que tomar una dormidina por lo nervioso que me encontraba ante lo que era un importante reto personal. Me levante temprano, desayune y me puse camino hacia la prueba con la mente inquieta ante las numerosas dudas que seguían azotando mi cabeza: donde tenía que dejar la bici, dónde tenía que poner el dorsal, me lanzo a la “lavadora humana” o me espero en la retaguardia, como serán las transiciones, etc…

Tras superar el posicionamiento de los diferentes artilugios a utilizar durante la prueba, me pongo en camino al agua y decir meterme mar a dentro para relajarme tumbado sobre el agua lejos de la gente y tomando conciencia de lo que iba a suceder…. Iba a hacer mi primer Triatlon.

Finalmente, decido esperar a entrar el ultimo al agua y nadar a mi ritmo tranquilo. Sorprendentemente adelanto a algún rezagado más por desvío de su ruta que por velocidad mía. Y como visto y no visto veo que estoy llegando a la orilla… que rápido que se me hizo! Llego a la primera transición y me lio poniéndome las zapatillas, lo que me hace salir el último en la bici; los nervios.

Comenzamos la bicicleta bastante bien y suavemente con el conocimiento de la dureza de las cuestas que me aguardaban. Comienzo a recuperar posiciones. Y lo que más me ayudo… a mitad de la primera vuelta estaba Carlos esperándome para acompañarme durante los 22km del recorrido; desde aquí agradecérselo pues hizo que me esforzara y diera lo máximo de mi en esas cuestas que se me hubiesen atragantado de otra manera. Llegamos de nuevo a la transición. Y por desconocimiento mío pedí a mi mujer que estaba allí que si podía ayudarme a cambiarme el dorsal de delante a atrás, cosa que no esta permitido y me ocasiono mi tarjeta amarilla!!

Ultimo tramo, 5km de carrera. Las piernas pesaban un poco al principio y el calor apretaba. Por mi inexperiencia, decidí coger un ritmo suave por miedo a una posible pájara que no sucedió. Así que al encontrarme bien esprinté el ultimo kilometro y medio para terminar mi primer triatlón por debajo del objetivo inicial que eran 2 horas.

Al final, 13’38” nadando 750m, 1h03′ en bicicleta para 22km y 29’58” para 5km… los 9 minutos restante en transiciones. La experiencia positiva, repetiré.

20130902-181733.jpg