Seguimos con indecisiones…

Seguimos con indecisiones…

La semana empezó probando las resistencias importantes que encontramos en los índices europeos y americanos. Además el iTraxx Crossover confimaba estas subidas de los índices con bajadas en el mismo.

El petróleo alcanzando máximos sobre los $126, pero esta vez estas subidas no fueron acompañadas con depreciaciones del dolar con respecto al euro, por lo que parecía una correlación o causa hasta ahora, ya no convence a todos los «jugadores». Los mayores movimientos esta semana se produjeron el cambio del yen, que parece ser que se ha convertido en el paraíso para la volatilidad.

Además, el Bund paró su senda bajista en precio (subida en rentabilidad).

El miércoles, el anuncio de la SEC precipitó las ventas en Wall Street, el cual terminó bajando un 2,3% en la semana llevandolo a apoyarse en la neckline del H-C-H invertido que había roto en semanas anteriores.

En Europa también las nuevas amenazas de que el fin de las crisis de crédito no está tan cerca como cantaban las alegres voces compradoras de semanas atras, hicieron darse la vuelta a los índices en resistencias importantes. Por destacar podemos ver al Eurostoxx o al índice sectorial bancario europeo que no lograron romper la neckline que tan bien parecían estar dibujando. Y la verdad, mientras el sectorial bancario no apoye las subidas, se me antoja dificil creeer en una recuperación de los índices en el medio plazo.

Acercándonos más a nuestro Ibex, podemos observar que se encuentra en un canal ligeramente alcista en el corto plazo. Pero éste queda desmaquillado por la divergencia bajista que podemos observar en el volumen desde que empezó el mismo.

Si recapitulamos todo lo anterior dicho, junto que la retomada senada alcista a medio plazo del iTraxx Crossover, en teoría esto debería llevarnos a la base del canal que se encuentra actualmente en torno a los 13100 puntos de Ibex.

Pero ya sabemos que intentar predecir el futuro es sólo para sabios. Entonces lo más prudente sería estar fuera de mercado o en todo caso en el lado corto del mismo; mantenernos en este lado corto con unos stops bastante justos en estos momentos. En todo caso, no estar largos hasta que el mercado nos confirme plenamente que podemos hacerlo de forma, al menos, con aceptables probailidades de éxito.